Ceremonias Celtas

Celebra los Ciclos de la Vida con Jennifer Ramsay

Ciclos de la Luna

Fases de la Luna   Tienda Roja
 

Ciclos de la Tierra

 Los 8 Festivales de la Rueda del Año Celta

Ciclos de la Vida

Conmemora las transiciones de tu vida

Los Ciclos de la Luna

Nos alineamos con las diferentes energías de la luna. En la luna nueva conectamos con nuestros deseos íntimos, definimos nuestras intenciones y usamos la luz de la luna llena para reflexionar sobre nuestras vidas.

 

Tienda Roja

La Tienda Roja es un espacio sagrado para celebrar los ciclos femeninos. Nos reunimos en círculo para nutrirnos las unas a las otras y compartir experiencias sobre las diferentes etapas y retos de ser mujer.

WPodemos cantar, bailar, tocar tambores o explorar mitos antiguos para explorar nuestras emociones, sentimientos y pensamientos, para profundizar en nuestros templos corporales, para conectar con quien somos de verdad.


Ciclos de la Tierra

La Rueda del Año Celta

Un tiempo para reflexionar sobre cómo las estaciones cícilas de la Tierra resuenan dentro de nosotras:

Samhain: Honramos a nuestros ancestros y nos preparamos para interiorizarnos a medida que nos movemos hacia la parte más oscura del año.

Yule: El solsticio de verano. Celebramos el retorno de la luz en el día más largo del año.

Imbolc: Se celebra el 1 de Febrero. Es un momento de purificación, inspiración y nuevos comienzos.

Ostara: El equinocio anuncia la llegada de la primavera. Celebramos el equilibrio y la fertilidad.

Beltane: Primero de Mayo. La abundancia y el fuego están tan presentes como la sexualidad de la vida en un momento en el que la Tierra está en su culmen anual.

Litha: Solsticio de verano. El sol, con su máxima vitalidad, asegura que la cosecha madurará.

Lammas: Primero de Agosto. Expresamos nuestra gratitud con la Madre Tierra por su generosidad.

Mabon: En el equinocio de otoño nos desprendemos de todo aquello que ya no nos vale siguiendo el ritmo de la caída de las hojas de los árboles.

 

Ciclos de la Vida

Ceremonia de la Primera Luna

Cuando una chica tiene su primera menstruación un nuevo capítulo se abre en su vida según se convierte en mujer. A través de la danza, el arte y la narración oral reconocemos este importante rito de paso en una ceremonia especial para ella. Honrando su sangre, poder renovado y belleza, ella puede conectar con un largo linaje de ancestros que llega hasta la primera mujer en su familia. Esta ceremonia se puede celebrar a nivel individual o para pequeños grupos de chicas.

 

Ceremonia de la Luna Nueva

No todas las mujeres tienen la suerte de poder tener una ceromonia de la primera luna. Yo no tengo un buen recuerdo de mi primera menstruación. La buena noticia es que es posible transformar una vieja experiencia de la primera luna en una historia nueva y positiva. A través del psicodrama, las artes expresivas y una bendición de la luna, podemos crear juntas una historia más sana de la primera luna. La ceremonia se puede celebrar en el espacio de Story Arte u online.

 

 

Ceremonia de la Mujer Sabia  

En la menipausia la mujer entra en sus años de sabiduría y es su momento para aprovechar las recompensas de su duro trabajo, cosechas sus habilidades vitales y ofrecérselas a la comunidad. Es un instante para reconocer la importancia, conocimiento y experiencia de lq mujer sabia. Ofrecemos una ceremonia para conectar con tu arquetipo de la mujer sabia interior y para celebrar los latentos, habilidades y sabiduría que has ido cultivando en el camino de tu vida.

 

 

Ceremonia para Soltar

Hablar de una pérdida puedes ser tabú en nuestra sociedad. En Story Arte encontrarás un espacio para poder hablar de tu pérdida y compartir tus sentimientos, ya sea de un ser querido, una mascota, un trabajo o cualquier otra cosa importante para ti. Las artes expresivas pueden ser una válvula de escape para el dolor que aún puedas albergar. Podría ser en forma de una canción, un poema o una pequeña obra de arte. Cuando perdí a mi segunda hija de forma natural, sentí una profunda necesidad de crear un cuadro para honrar la memoria de Kiara. Y ahora siento una inmensa gratitud, porque Kiara fue el punto de partida para que mi tercer hijo, Dani, pudiera venir al mundo: un precioso bailarín de danza clásica que trae mucha belleza con él.