El Duelo en Tiempos del Coronavirus

Duelo tiempos Coronavirus

Ahora, en tiempos del Coronavirus, es un buen momento para hablar de dos temas tabú en nuestra sociedad: la muerte y el duelo.

En algunos países como España me llama la atención la rapidez con lo que se trata todo lo relacionado con la muerte. En general, el día después de morir, el difunto suele estar ya enterrado. Para mi gusto hay muy poco tiempo para hacer la despedida e integrar la pérdida. En mi país de origen, Escocia, el ritmo es más lento. El año pasado perdí a mi madre y tuvimos 11 días para hacer la despedida.  Hubo tiempo para cuidar los detalles del funeral: elegir una foto, la música, etc.  En su funeral se contó su historia para celebrar su vida. Después, me tomé un largo tiempo para hacer un duelo consciente y hacer las paces con ella.

Poco tiempo después llegó el COVID-19 y desde entonces pocas personas han tenido el lujo de poder despedirse de sus seres queridos en condiciones o, en algunos casos, poder si quiera asistir al funeral. El confinamiento y el aislamiento forzado han complicado el ya difícil tema de hacer un duelo consciente. Ahora que por fin podemos salir, es un buen momento para revisar cómo estamos viviendo el duelo.

 

Aunque hay varias etapas en el desarrollo de un duelo, cada duelo es único y tiene su propio tiempo y ritmo. Hay muchas maneras de reaccionar antes de una pérdida de una persona cercana. Hay personas que sienten rabia, impotencia, venganza, reproche y/o desesperación. Hay personas que pasan por la vida anestesiadas, vacías, y no sienten nada, están desconectadas de sí mismas y de lo que pasa a su alrededor. Hay quien se refugia en el alcohol y las drogas para evitar sentir el dolor. Otras personas siguen adelante como si nada hubiera ocurrido y otros que están aturdidos y se sienten incapaces de afrontar todas las tareas que hay de hacer después de un fallecimiento. Son mecanismos de defensa que generamos los seres humanos de una manera inconsciente, para no desbordarnos.

¿Como podemos acompañar el duelo en tiempos de Coronavirus?

  • Antes de todo permitirse estar en duelo.
  • Busca tener una estructura, una rutina diaria y regularidad en la hora de acostarse y levantarse.
  • Intentar comer lo más sano posible y evitar saltarse comidas.
  • Es importante moverse, aunque no apetezca. Dar paseos por la naturaleza ayuda mucho.
  • Leer o ver programas de televisión o internet que te hagan sentirte mejor.
  • Aprender a escucharte y saber cuándo necesitas compañía y cuándo necesitas estar a solas.
  • Evitar tomar decisiones importantes, ya que no es el mejor momento para ello.
  • Expresar tus emociones: puedes llorar, gritar y reír si te apetece.
  • Aceptar que la tristeza puede irse y volver. A veces sientes que das dos pasos adelante y uno para atrás.
  • Escribir un diario y/o cartas dirigidas a la persona fallecida te puede ayudar a expresar pensamientos y emociones. Si te apetece, guárdalos en una caja de recuerdos.
  • También tienes la posibilidad de expresarte a través de las artes expresivas: música, danza, dibujo. Pero si no te sale, no te preocupes, todo está en su sitio.
  • Respetar el tiempo y ritmo del duelo; no se puede pasar página de un día para otro.
  • Poco a poco puedes ir mirando fotografías y otros recuerdos. Se trata de mantener a esta persona viva en tu memoria, no olvidarte de él o ella.
  • Evitar hábitos tóxicos, como el alcohol, el tabaco u otras drogas.
  • Dar importancia a fechas claves, navidades, aniversarios, etc, eligiendo con quién quieres compartirlas.
  • Nunca es demasiado tarde para hacer un ritual de despedida y celebrar la vida de la persona difunta. Si te apetece, puede leer mi post sobre esto.
  • Y si lo necesitas, siempre puedes buscar la ayuda de un profesional para acompañarte y hacer tu duelo lo más levadero y consciente posible.
  • La Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL) recomienda esta guía para familiares en duelo

 

Te deseo mucho cariño en este momento tan delicado.