La ceremonia de equinoccio de otoño que estamos preparando Olgaiatri y yo promete ser muy especial. 

Es un momento para ir por dentro, recapitular, agradecer, cosechar, soltar y hacer espacio para nuevos ciclos. Las hojas van cayendo para convertirse en abono, nutriendo la tierra, bajo la cual la vida comenzará a gestarse, y la rueda vuelve a girar, para que en primavera nueva vida puede brotar.

En la Rueda Celta, Mabon es la festividad correspondiente al equinoccio de otoño. Equinox significa equilibrio de día y noche porque los días y noches son igual de largos y es un momento para buscar ese balance de la polaridad en nosotros: luz y oscuridad, masculino-femenino, abriendo y cerrando ciclos…¿Sientes la llamada?